Novedades

Día de la Virgen del Carmen Un poco de Historia

Delcarmen

(Apto para Chrome)

LA SANTÍSIMA VIRGEN DEL CARMEN

delcarmenLa devoción a la Sma. Virgen del Carmen está íntimamente unida a la benemérita Orden Carmelitana, fundada por San Simón Stock en Palestina, en el siglo XII.

Apenado éste por las calumnias y persecución de que era objeto la Orden, suplicó a la Virgen que se dignase darle alguna señal de que quería ser la Madre Protectora de los Carmelitas.

María Santísima se le apareció una noche, y con dulce sonrisa y acento cariñoso le dijo, al tiempo que le entregaba el santo escapulario: “Toma este escapulario de la Orden, señal de confraternidad, privilegio que a ti y a todos los carmelitas otorgo; el que piadosamente muriere vistiéndolo, no arderá en el fuego eterno; he aquí la señal y prenda de salvación, seguridad en los peligros, alianza de paz y sempiterna amistad”.

Ella manifiesta con sus palabras que está siempre dispuesta a responder a la angustia de sus devotos y protegerlos contra el fuego del infierno. Por eso el pueblo cristiano la venera como Protectora de las almas del Purgatorio.

Entre nosotros, la devoción a la Virgen del Carmen es una de las más antiguas y arraigadas. Abundan los templos y santuarios a ella dedicados. Célebre es la imagen de Ntra. Sra. Del Carmen de Cuyo, en la ciudad de Mendoza, Patrona del Ejército de los Andes, a quien el General San Martín entregó su bastón de mando; el Papa San Pío X autorizó su coronación en 1911, y en 1943 se le concedió la banda y faja de Generala del Ejército Argentino.

 

La devoción a Ntra. Sra. del Carmen es de honda raíz criolla.

“¿Qué es lo que perfila un pueblo? El modo en que ese pueblo piensa… el modo en que ese pueblo siente… el modo cómo valora …, el modo en que actúa. Son gestos profundos, perdurables, de un pueblo, que le simbolizan,, y se trasmiten por imitación…

“Estudiar los perfiles culturales de un pueblo es un cometido para una nueva evangelización. Pero claro, en el caso de ustedes ya tienen mucho ganado, porque el perfil mismo de la Madre Camila ya es un perfil criollo. Ella responde ciertamente al ethos criollo, está gestada en esta tierra. Su manera de pensar, sentir, valorar, de actuar, de expresarse, es una manera criolla.

”…hay una manera criolla de ser josefinas, una manera criolla de ser marianas, y una manera criolla de ser eucarísticas…

“Las quería marianas, y ciertamente les impuso una devoción muy criolla, muy cara para nosotros, que es la de la Virgen del Carmen. Y la Virgen del Carmen en su devoción, en la devoción tal cual la practicamos criollamente, tiene un rasgo que es de aproximación. Es la Virgen que nos arrima al Niño; que da al niño y nos arrima al Niño. Y nos anima a ser como confiados, cariñosos: Madrecita. A tratarla en diminutivo, como si fuera muy próxima.

“Pero a la vez, la Virgen del Carmen está en un monte, que es como si al alcanzarlo al Niño, se nos aproximara y, paradójicamente, nos obligara a un salto. Y ustedes saben, todo eso que está en nuestra devoción criolla, de unir el cariño y la confianza a la Virgen con sacrificio, -por ejemplo las caminatas o purificaciones-, está implicando que en nuestra devoción percibimos que, acercarse al Niño que se nos aproxima, es un salto interior. Algunos lo leen mal, creen que es un intercambio comercial: uno tiene que conseguir una gracia que vale un sacrificio. No, no es cierto; no, no, no. Es conciencia de entrar en tierra sacra; sí con cariño, con confianza, pero ‘quítate las sandalias’ que le dijo el Señor a Moisés. Y eso tan criollo en la vivencia de la Virgen, Madre Camila se los entrega en la devoción a la Virgen del Carmen, por ser la Virgen del Carmelo de la contemplación, de la gran ascesis y del salto místico, y a la vez la que aproxima, la que aproxima al Niño, la que nos da al Niño.

“Otras imágenes marianas: el olvido de sí de la Virgen, la Virgen que se olvida que ella tiene el Niño en el seno y se va a atender a su prima Santa Isabel. La Virgen que se olvida, después de la muerte del Señor, de su propio dolor para alentar a la comunidad apostólica. Ese no estar replegada sobre sí, ni sobre su gozo ni sobre su dolor, ni sobre su gloria, -porque la seguimos percibiendo ocupada de nosotros en su gloria-…

“En nuestra vivencia criolla, la Virgen aparece siempre como anclada en nuestra tierra… La Virgen está en la línea de la encarnación, en la devoción nuestra. Así como Cristo se ancló en nuestra carne para asumirla, La Virgen se ancla en nuestra tierra hasta asumir , -asumirnos-, y desde allí escuchar nuestras cuitas, nuestros gozos. Es para mejor acogernos que está “anclada en”, para mejor acogernos

“A la Virgen la percibimos pura y limpia, llena de gracia; pero llena de gracia para comprender nuestra ruindad y lavarnos. Y bueno, es toda la comprensión que siempre respiran todas las cartas de la Madre Camila. Esa sensación que dan los santos, que uno les puede contar cualquier ruindad, cualquier miseria de uno, que lo van a acoger bien, que lo van a recibir, que con su comprensión lo van a limpiar a uno. Bueno, esa imagen que tenemos de la Virgen, la Madre Camila se la imprime a ustedes en su propia actitud de madre andariega siempre ‘dispuesta a’ , a recibir cualquier cuita y cualquier gozo de su hijas. Su gran gozo, era que le contaran cosas. Anclada.

“La Virgen, muy unida a la encarnación del Señor, que asume nuestra carne como es, para limpiarnos y divinizarnos; y la Virgen participando así, -como madre buena y perdonadora-, del gesto perdonador de Dios que es recreador de todos los hombres, creo que son constantes para nuestra caracterización, que son cosas que siguen teniendo perennidad y vigencia para el trato con nuestra gente que nos rodea: las chicas del colegio, los huérfanos, las madres que se acercan…

“Esta actitud acogedora: estar anclada, como siempre ‘dispuesta a’, como dándole siempre más importancia a las personas que a los asuntos, es un dinamismo maternal, es el dinamismo maternal”.

(P. J. L.Lazzarini. S.J. 14-10-1990).

 

LA SANTÍSIMA VIRGEN DEL CARMEN, REINA Y SEÑORA DE LA CONGREGACIÓN

Un Poco De Historia

  • En la Memoria presentada a la Santa Sede el 29 de mayo de 1891, con motivo de su primer viaje a Roma, nuestra Venerable Madre Camila explica que, por haber sido carmelita, ella quiso que su Instituto estuviera bajo la protección de la Sma. Virgen del Carmen. En efecto, el Primer Reglamento, redactado en 1879, se titulaba: “Proyecto de Regla de la Asociación de San José bajo la protección de nuestra Señora del Carmen”.
  • El informe y voto presentado el 2 de junio de 1891 por el R. P. Genaro Bucceroni S.J. , como Consultor de la Santa Sede para otorgar el Decreto de Alabanza al Instituto, lleva como título “Instituto de San José en Buenos Ayres bajo la protección de la Virgen del Carmen”.
  • En 1889 solicitó autorización para erigir la Cofradía del Carmen en la Capilla de Muñiz. Como estaba prohibida la erección de cofradías en las Capillas de monjas, no pudo lograr su propósito. Se concedió autorización al Capellán para agregar devotos a la cofradía del Carmen.
  • El 16 de julio de 1903 la Sma. Virgen del Carmen fue designada oficialmente Patrona del Instituto. El 15 de octubre de ese mismo año, fue también designada Patrona Santa Teresa de Jesús.
  • El 29 de diciembre de 1904 la Venerable Madre, desde Roma, consultó a cada una de sus hijas si deseaban pertenecer y ser Terceras Carmelitas, gozando de todos los privilegios, oraciones e indulgencias concedidas a la primera y segunda orden. Ante el deseo unánime de la Congregación, solicitó tal gracia en nombre de todas.
  • El 25 de septiembre de 1905, el Secretario General de la Orden respondió afirmativamente.
  • Al día siguiente, 26 de setiembre de 1905, recibió el Rescripto de agregación. Su alegría fue indescriptible ( Carta de la Vble. Madre a Sor Manuela, setiembre 27 de 1905, Cartas a sus hijas, Tomo I).
  • El 5 de octubre de 1905 lo comunicó oficialmente (Cartas a sus hijas, Tomo I).
  • A partir de 1906, el mes de julio fue consagrado a honrar a la Sma. Virgen del Carmen “como carmelitas de corazón”.
  • El 18 de julio de ese año colocó en las manos de la imagen de la Sma. Virgen del Carmen que se venera en la Capilla de Muñiz, una llave de oro, como prenda de gratitud y cariño, y como señal de que Ella es la verdadera Superiora General y Fundadora del Instituto (Cf. Carta a Sor Alfonsina, julio 24 de 1906. Cartas a sus hijas, Tomo I).
  • Extraviado el Rescripto en el viaje de regreso de la M. Camila a la Argentina en 1906, el 5 de mayo de 1918 fue confirmada la agregación a la Orden. En este documento, se dice, erróneamente, que la Congregación fue agregada en 1908.
  • Una nueva agregación “ad cautelam” lleva fecha del 18 de setiembre de 1925. Todo lo cual prueba el arraigo de la devoción y la importancia que daban las Superioras y Hermanas antiguas a nuestra pertenencia a la Orden Una de las más entusiastas fue Sor Manuela; la Capilla del colegio Monseñor Aneiros es una prueba, ya que ella se ocupó de su erección: allí están San Simón Stock y San Juan de la Cruz
  • Hasta el Capítulo Especial de 1969, se conservaba el canto de la Salve Regina todos los sábados a la noche y la invocación “Mater Decor Carmeli” (Madre, honor del Carmelo) en las letanías. Como la Madre lo recuerda en algunas cartas, se tenía derecho a recibir la absolución general de la Venerable Orden Y esto se conservaba en el “Horario y prácticas espirituales”.
  • Por esa misma fecha dejó de usarse el escudo josefino, de honda inspiración carmelita.
  • Tenemos el privilegio de utilizar el calendario de la Orden para la celebración de los Santos Patronos y de los demás santos carmelitas.

 

La Madre Camila nos enseña cuáles deben ser nuestras actitudes hacia la Sma. Virgen

1.- Profesarle una gran devoción

(Recomendó a sus hijas) con fervor y encarecimiento la devoción a la Sma. Virgen del Carmen, bajo cuyo amparo y protección tenemos !a dicha de tener nuestra congregación; alegando muchos y poderosos motivos, les recomendó que bajo este augusto título la invocasen constantemente, que tratasen de hacerla querer e invocar de todos los enfermitos y de los bienhechores; habló mucho y explicó claramente los peligros que podía haber de no hacerlo, puesto que con esto podían principiar a desviarse del espíritu de nuestro Instituto (Fundaciones y Visitas I, junio 10 de 1892, visita al Hosp. de Concordia).

“…y sabéis lo que hice, deseando yo darle a mi Madre Sma. una prenda como un testimonio de gratitud y cariño7 Le pedí a Justina me mandase hacer una llave de oro rica, que quería ponérsela en la mano el día de San Camilo, y así fue querida, el día de mi santo… mi querida cuñada me trajo la preciosa llave de oro, que yo la coloqué en la bendita mano de mi Soberana Abadesa y Sma. Madre, la Inmaculada Virgen del Monte Carmelo, la Gran Madre de Dios, con que ya la tenéis con las llaves del gobierno, ella es la Superiora General, la Verdadera Madre Fundadora de la humilde familia josefina de las Pobres Hermanas Bonaerenses de San José , que tan visiblemente la cobija con su Smo. Esposo San José ” (julio 24 de 1906).

“Sí, hijas mías, sed siempre muy amantes y devotas de esa Hermosa Señora de manto blanco, de la Reina del Paraíso” (agosto 26 de 1909).

2.- Amarla con corazón de hijas

“… Y que siempre muestren tierno y constante amor a la Sma. Virgen del Carmen, Madre y Señora de la Congregación” (Testamento de Ntra. Vble. Madre).

“…amadla con corazón de verdaderas hijas y, ella se mostrará con vos(otras) verdadera Madre en todo el curso de vuestra vida” (agosto 26 de 1909).

“Sí, ámala, hija mía, y ella se mostrará contigo verdadera Madre y será tu amparo amoroso en todo el curso de tu vida” (agosto 22 de 1909).

3.- Imitarla

“Para que su Majestad sea servido en espíritu y verdad y para alcanzar esos efectos, debe reinar en el corazón de una verdadera josefina el amor a la vida práctica, según el espíritu de su santa vocación teniendo siempre presente que debemos procurar imitar la vida oculta de nuestro querido Jesús y su Sma. Madre y Ntro. Smo. Padre San José en el humilde taller de Nazareth” (setiembre 15 de 1992).

4.- Cobijarnos bajo su manto

“La gran Madre de Dios bajo . cuyo blanquísimo manto os halláis cobijadas” (noviembre 25 de 1899).

“… cobijadas bajo el purísimo manto… ” (diciembre 30 de 1896).

“Llena de fe 1a puse bajo e1 manto bendito” (diciembre 29 de 1899).

“Cobijémonos bajo el manto de Ntra. Sma. Madre” (julio 24 de 1900).

“…las bendigo y las pongo bajo el manto de la Sma. Virgen y del Smo. Patriarca” (mayo 7 de 1901).

“…póngase hija mía bajo el manto de la Soberana Abadesa “

“… cobijadas bajo el manto blanco de Ntra. Sma. Madre del Carmen…”

“… tranquila bajo el purísimo y blanco manto de mi querida Madre Sma. del Monte Carmelo, la gran Madre de Dios” (octubre 31 de 1909).

“.. yo las cobijé bajo el manto de las negrita de los riscos de Montserrat, de la hermosa Perla de Cataluña”(julio 21 de 1910).

“Todas tus obras las pones bajo el manto protector de San José y la Virgen” (octubre 30 de 1912).

5.- Confiarle todo.

“Encárgale todo a la Sma. Virgen y al Smo. Patriarca” (junio 8 de 1900).

“…ponga las llaves del gobierno… no temas hija mía, ella será el todo y el Señor te ayudará” (marzo 6 de 1903).

“…no temas, bien sabes que Ntra. Sma. Madre del Carmen es una Abadesa vigilantísima” (mayo 2 de 1906).

La Madre Camila nos asegura que la Sma. Virgen responderá como Madre a nuestro amor. Será el todo. Se mostrará verdadera Madre. Será nuestro amparo amoroso. Se portará como Abadesa vigilantísima. Nos protegerá. Nos sostendrá. Nos consolará. Nos hará santas. Nos salvará. No nos abandonará. No nos desamparará…“…al encomendarnos a la Soberana Señora la llamó nuestra Abadesa, y que bajo su manto divino cobijará esta porción” (julio 24 de 1906).

6.- Suplicarle con fe y constancia.

La Sma. Madre a quien yo tanto he suplicado ” (mayo 4 de 1909).

“… me ayudéis a implorar a Ntra. Sma. Madre del Carmen y Ntro. Smo. Padre Señor San José ” (mano 19 de 1903).

“.. eleven un suspiro a la Sma. Virgen por esta poverina vecchia” (abril 20 de 1904).

7.- Ser agradecidas.

“…nada más justo que ellas le canten la Misa a la Morenita del Monte Carmelo, mi adorada Madre” (mayo 15 de 1905).

“`… sean cada día más fervientes agradecidas a Ntra. Sma. Madre del Carmen” (febrero 21 de 1909)….

 

camiladepieLa Madre Camila nos asegura que la Sma. Virgen responderá como Madre a nuestro amor

Será el todo. Se mostrará como verdadera Madre.

Será nuestro amparo amoroso. Se portará como Abadesa vigilantísima.. Nos sostendrá. Nos protegerá. Nos consolará. Nos hará santas. Nos salvará. No nos abandonará. No nos desamparará…

“ y cómo al encomendarnos a la soberana Señora a llamó nuestra Abadesa, y que bajo su manto divino cobijará esta porción” (julio 24 de 1906).

 

Letanías marianas de la M. Camila

La devoción tierna y filial de la M. Camila a la Sma. Virgen, se manifiesta en los títulos con que la honra, particularmente bajo las advocaciones del Carmen y de Luján.

 

  1. Abadesa esclarecida.
  2. Abadesa vigilantísima.
  3. Blanca Flor del Carmelo
  4. Clementísima Reina.
  5. Divina Señora.
  6. Dulcísima e Inmaculada Madre de Luján.
  7. Gran Madre de Dios.
  8. Hermosa Señora de manto blanco.
  9. Hermosa perla de Cataluña.
  10. Inmaculada Virgen del Monte Carmelo.
  11. Inmaculada Virgen Santísima.
  12. Inmaculada Virgen María.
  13. Madre carísima.
  14. Madre de Dios.
  15. Madre de mi alma.
  16. Madre mía amantísima de mi corazón.
  17. Madre querida.
  18. Madre querida de mi alma.
  19. Madre querida de mi corazón.
  20. Madre querida Sma. de Luján.
  21. Madre y Señora de la Congregación.
  22. María Santísima.
  23. Mi adorada Madre.
  24. Mi Sma. Madre.
  25. Mi querida Madre Sma. del Monte Carmelo.
  26. Mi querida Señora.
  27. Mi soberana Abadesa.
  28. Morenita del Monte Carmelo.
  29. Negrita de los riscos de Montserrat.
  30. Nuestra dulcísima Madre.
  31. Nuestra Santísima Madre.
  32. Ntra. Sma. Madre del Carmen.
  33. Nuestra Madre querida.
  34. Nuestra esperanza.
  35. Pastora Divina.
  36. Patrona y Señora del Instituto.
  37. Piísima Virgen María.
  38. Poderosísima Madre.
  39. Reina del Paraíso.
  40. Sma. Virgen del Carmen.
  41. Sma. Virgen de Luján.
  42. Sma. Madre de Dios.
  43. Señora!
  44. Señora amorosísima.
  45. Soberana Abadesa.
  46. Soberana Emperatriz de Cielos y tierra.
  47. Soberana Señora
  48. Soberana Señora de Luján.
  49. Superiora General, Verdadera Madre Fundadora de la humilde familia de las Pobres Hermanas Bonaerenses de San José

 


 

 

805 Total de visitas 1 Visitas hoy

Dejar una respuesta

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com