81. Hospital Santa Rosa

(Apto para Chrome) [responsivevoice_button voice=»Spanish Latin American Female» buttontext=»Escuchar»] 

argentinaHospital Santa Rosa. Chajarí. Provincia de Entre Ríos. Argentina.   19/03/1989

Reseña histórica.

 

El día 19 de marzo del año del Señor 1989 por la tarde, partieron de la Casa Madre para Concordia, Entre Ríos, la Reverenda Madre General Águeda María Padrós en compañía de la Madre Secretaria General, María Clotilde Serrani, juntamente con la Madre Lucía García y la Hermana Elba Castillo, con el fin de instalar la Comunidad Religiosa en el Hospital “Santa Rosa” de Chajarí.

Antes de salir hicieron una visita en la Capilla con la Comunidad de Casa Madre, pidiendo al Señor gracias para la nueva empresa y poniendo todo en manos de San José y de la Madre Camila.

El martes 21 por la mañana las madres se dirigieron a la ciudad de Paraná para firmar el contrato con el Gobierno de la Pcia. de Entre Ríos y por la tarde partieron para Chajarí llevando a la Cdad. de Hermanas. Las acompañaron las hermanas del Hospital Felipe Heras y de la Casa “Madre Camila” de Concordia, como así también la Hermana Isabel Funes que ocasionalmente se encontraba descansando unos días en Concordia.

Primeramente la Reverenda Madre General reunió a la nueva comunidad integrada por la Madre Lucía García y las hermanas Elba Castillo, Yolanda Panelo, y Susana Canciani. Después de invocar al Espíritu Santo y a los Santos Patronos hizo lectura del nombramiento de la Madre Lucía García como superiora de la comunidad. Las hermanas le rindieron obediencia con su fraterno y cordial abrazo.

La Reverenda Madre las exhortó a formar una comunidad unida, orante y misionera y les pidió encarecidamente el trabajo vocacional.

A las 17.00 horas tuvo lugar la Santa Misa en la Capilla del Hospital, presidida por el Obispo Diocesano S.E.R. Monseñor Adolfo Gerstner y concelebrada por los Sacerdotes padre Galay, Capellán del Hospital, Padre Elías Benitti y Padre Oscar Belli. Participaron de la misma, gente de la zona, el Director del Hospital, enfermeras, empleados y el administrador del Hospital. Concluida la Santa Misa todos pasaron al aula magna del Hospital donde tuvo lugar el acto oficial de nombramiento de las hermanas, en un verdadero clima de gozosa acogida. En el mismo hablaron el Padre Galay, el cual se expresó así: “Sabemos todo el bien que hacías las Hermanas azules y cuanto vacío se sintió en el Hospital cuando se fueron. Pero agradezco a la providencia de Dios que ha querido que nuevamente hayamos logrado con ayuda de todos, una comunidad de Hermanas. Entonces, bienvenidas!”. Luego el Director del Hospital, Dr. Guerrero subrayó la importancia que tiene la presencia de la Religiosa en Hospital y dijo: “Las Hermanas vienen a cubrir un puesto imprescindible y su humanitaria labor las hace irremplazables en el Hospital”. También habló el Sr. Obispo, Mons. Gerstner, explicando lo que significa una “Consagrada” en el campo del dolor, que por su cercanía con Dios puede mejor comprender, consolar, ayudar. Al terminar, Mons. Pidió a la Madre General que también dijera ella unas palabras. La Madre con sencillez agradeció a todos la cordial acogida y luego puso de manifiesto la asistencia a los enfermos como una de las vertientes de nuestro Carisma, destacando la actuación de la Madre Camila en las epidemias que asolaron el país en el siglo pasado y el aprecio que siempre tuvo por este servicio asistencial. Finalizó expresando que como ella, las Hermanas de la nueva Comunidad decían: “Somos sirvientas voluntarias de Cristo y la humanidad”.

Finalmente el administrador del Hospital dio lectura al Decreto de nombramiento de la nueva Comunidad Religiosa departe del Gobierno de la Pcia. de Entre Ríos. Finalmente, las enfermeras obsequiaron a cada hermana de la nueva comunidad un ramo de flores como expresión de bienvenida. Al finalizar el sencillo acto sirvieron refrescos y café.

Es de destacar la alegría reinante en el Hospital y en todo el pueblo por la llegada de las Hermanas y el aprecio demostrado por el Director, Dr. Guerrero por la presencia de las mismas, prueba de ello ha sido el empeño con que ha preparado y arreglado la Casa para las Hermanas en tan poco tiempo y con tanta calidez y gusto, y sobre todo cumpliendo la palabra dada y de acuerdo a las indicaciones que se habían dado. Sólo faltó amueblar el Oratorio, pero esto lo harán las Hermanas.

Se hallaban también presentes en el Acto la Superiora de la Comunidad de las Hermanas de San José de Mongay.

El Señor quiera bendecir con frutos de vocaciones esta nueva Comunidad, que no sin gran sacrificio se ha logrado construir. ¡Que todo sea para mayor honra y Gloria a Dios Nuestro Señor!

Tuvo que cerrarse esta casa por falta de personal.

840 Total de visitas 1 Visitas hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Venerable Madre Camila

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com