33. Asilo San José

  (Apto para Chrome) [responsivevoice_button voice=»Spanish Latin American Female» buttontext=»Escuchar»]

italyAsilo San José. Roma. Italia.   11/02/1905

Reseña Histórica.

+ J.M.J

El día 1º de Noviembre del año del Señor de 1904, día de todos los Santos, era llegado el momento en que la Rma. Madre Fundadora y Superiora General Sor Camila de San José Rolon, llevaba a cabo el gran pensamiento acariciado por la Rma. Madre de fundar un Asilo en la Eterna Ciudad superando mil(es) de dificultades, viendo en todo esto la mano y protección del Señor.

En este mismo día, acompañada de siete religiosas, se embarcaba en el Vapor León XIII de la compañía Trasatlántica siendo acompañada hasta el puerto por gran número de sus hijas, y despedida en el mismo por los dignísimos Prelados, el Excmo. Señor Internuncio Apostólico Don Antonio Sabatucci, el Excelentísimo Señor Arzobispo Dr. Don Mariano Antonio Espinosa y el Ilustrísimo y Reverendísimo Señor Obispo Diocesano Dr. Don Juan Nepomuceno Terrero y Monseñor Casanova Sanz y otros varios Presbíteros, el Sr. Capellán de Muñiz Don Alfonso Frattari; y entre ellos varias distinguidas familias, las que estuvieron hasta alejarse el Vapor cuya partida fue a las 3 y media p.m.

Acompañando a las viajeras con nuestras pobres oraciones y pidiendo al Señor que todo cuanto hagan redunde a su mayor honra y gloria.

Asilo San José Bella Vista

Noviembre lo de 1904

“El día lo de Noviembre del año del Señor de 1904. Siendo Pontífice N. Smo. Padre el Papa Señor Pío X y Arzobispo de esta Arquidiócesis el Excelentísimo y Reverendísimo Señor Doctor Mariano Antonio Espinosa y Obispo Diocesano de La Plata el Ilustrísimo y Reverendísimo Señor Doctor Don Juan Nepomuceno Terrero, y después de haber obtenido todas las debidas licencias de la Autoridad Eclesiástica y con la aprobación de la Santa Sede.

Así ya todas las cosas arregladas salimos de esta Santa Casa de “San José Bella Vista”, acompañada como asistenta de esta jornada llevaba a la Reverenda Madre Sor Elena de San José, Cuarta Asistente del Consejo General, y como personal para dejar en aquella Fundación, a las hermanas Sor Alfonsina de Jesús Sacramentado, Sor Filomena de Jesús Crucificado, Sor María Angélica del Redentor, Sor María Clara de la Pasión, Sor Inés del Smo. Sacramento y Sor Rufina del Santísimo Sacramento (lega).

Después de prepararnos con la Santa Misa, Sagrada Comunión y demás oraciones de práctica nos embarcamos llenas de fe, en el Vapor León XIII de la Compañía Española llegando con toda felicidad el 29 del mismo mes, y esta misma noche tomamos en Génova el tren directo para Roma; que contaré aquí un susto que nos dimos después de haber partido el tren, con una marcha no regular, que ya nos hacía temer algo; cuando ya había andado dos o tres estaciones, para, y nos hacen bajar diciendo que había peligro en la vía, esto ocasionó un gran susto y retardo, pero nada más gracias a Dios; llegamos a las 11 del día 30 de Noviembre, fiesta de San Andrés Apóstol, ya estaba preparado el alojamiento en la casa de las Hermanas de San José de la Aparición, Via Margana N° 18; en esta Casa de San José fuimos alojadas como en nuestra propia casa, con tanta caridad y cariño como si fuésemos miembros de la misma Comunidad; desde el momento que llegamos ya nos presentamos al Excelentísimo y Reverendísimo Cardenal Señor Dr. Mariano Rampolla, Protector de nuestra Congregación, y de la misma manera al Excelentísimo y Reverendísimo Señor Cardenal Dr. Domingo Ferrata, Prefecto de la Sagrada Congregación de Obispos y Regulares, y también nos presentamos y dimos la obediencia como al Obispo de Roma, al Excelentísimo y Reverendísimo Señor Cardenal Dr. D. Pedro Respighi.

Ya cumplido con estos deberes empezamos guiadas por el Reverendísimo Padre Nicolás Angelini a buscar una nueva casa en donde nos pudiéramos alojar; mientras, (íbamos) preparando las cosas más necesarias; gracias a Dios encontramos un piso muy bueno en el Arco della Ciambella, en el Palacio Espínola el 1er. piso a 3.500 Liras al año el alquiler, en la Parroquia de Nuestra Señora Sopra Minerva del Santísimo Rosario; ya todas contentas nos mudamos a nuestra Casa, como ya decíamos, el día 6 de Febrero y como ya teníamos preparadas las cosas sin perder tiempo arreglamos nuestro precioso oratorio y el 11 de Febrero fue el día feliz en que se dijo la primera Misa; la celebró el Reverendo Padre Portillo de la Compañía de Jesús, quedando desde este día reservado en su Tabernáculo el Smo. Sacramento; gracias a Dios desde este día podemos decir quedó fundada e instalada la primera casa de San José en Roma, como hace tantos años la deseábamos.

En este mismo día, después de rehacernos de la impresión de este para nuestro corazón tan conmovedor acto, nos reunimos en una habitación destinada para estos actos, hablé a las hermanas como Nuestro Señor me dio a entender, y acto continuo entregué las llaves del Gobierno de esta Santa Casa el día 11 de Febrero del año del Señor de 1905 a Sor Alfonsina del Smo. Sacramento como ya estaba nombrada en América por la Superiora General y su Consejo, cuyo nombramiento era por tres años a contar desde la fecha.

Quedando el personal constituido como sigue: Superiora Sor Alfonsina del Santísimo Sacramento y las hermanas: Sor Filomena de Jesús Crucificado, Sor María Angélica del Redentor, Sor María Clara de la Pasión, Sor Inés del Santísimo Sacramento y Sor Rufina del Santísimo Sacramento

Una vez terminado este acto empezamos a arreglar las cosas de la mejor manera posible preparando sus dependencias y arreglando sus libros, ya empecé a hacer la gestión para instalar el Noviciado, corno así se hizo, y ya aprobado por la Santa Sede y establecido canónicamente pedí dos Hermanas más de América, una para Maestra de Novicias que esta fue Sor María de la Asunción, y la otra para la. Asistente que fue Sor Teodosia del Buen Pastor; así ellas (llegaron) en Agosto, yo muy contenta y no me cansaba de dar gracias a Dios al ver ya instalada mi querida y Suspirada Casa en Roma, y juntamente con su segundo Noviciado, y ya con un dormitorio como para poder alojar 12 niñas pobres desamparadas menores de edad salidas de Cárceles, como la aprobó y bendijo Su Santidad el Papa Señor Pío XI; qué más hijas queridas, ser fieles agradecidas al Señor por tantos y tan grandes beneficios.

Quiera Dios Nuestro Señor recompensar con gracias muy señaladas a todos nuestros incansables bienhechores, que con tanta benevolencia y caridad, nos ayudaron para llevar a cabo esta obra, quiera Dios bendecirla, y guardarla de toda tribulación y que todo cuanto en esta humilde memoria decimos redunde a la mayor honra y gloria de su Divina Majestad y honor de la Santísima Virgen del Carmen, Nuestra Santísima Madre y Señora y de Nuestro Santísimo Padre Señor San José. Gracias a Dios. Así sea, Viva Jesús María y José.

Vuestra humilde Esclava hasta la muerte, Amén”.

Sor Camila de San José Rolon.

El 11 de octubre de 1905, la comunidad, acrecentada con las cuatro primeras novicias italianas que tomaron el hábito el 1º de octubre, se traslada definitivamente a la casa situada en Vía dei Fienili 45, donada por el Doctor José León Gallardo, conocido después como Monseñor Gallardo, que había ido a Roma a seguir la carrera sacerdotal, después de graduarse brillantemente de abogado. Era hijo de Don León Gallardo, el “protector providencial”,

+ J.M.J

Roma, Diciembre 29 de 1905

“Asilo San José”, Via dei Fienili N. 45.

“En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Yo Sor Camila de San José‚ Rolon indigna Superiora General de las Hermanas Pobres Bonaerenses de San José‚ y humilde Sierva de Vuestras caridades.

Digo humildemente antes de mi partida de la Eterna Ciudad, que el gobierno de esta Santa Casa Asilo San José‚ queda constituido de la manera siguiente: Superiora Sor María Alfonsina de Jesús Sacramentado. 1a Asistenta Sor María Teodosia del Buen Pastor. 2a Asistenta Sor María Filomena de Jesús Crucificado. Maestra de Novicias Sor María de la Asunción. Secretaria Sor María Angélica del Redentor. Ecónoma Sor María Inés del Smo. Sacramento. Su(b) Maestra de Novicias Sor María Clara de la Pasión. Sor María Rufina del Smo. Sacramento.

Ya así dispuesto todo, carísimas hermanas (quiero) comunicarles para Vuestro consuelo que la casa queda provista de todo lo necesario y sin deudas, Gracias a Dios, y a su Divina Providencia y en casa propia como consta en documentos en nuestro poder. Ahora nos resta a nosotras ser agradecidas a tantos y tan grandes beneficios, y para conseguir estos efectos no nos hemos de perdonar sacrificios, poniendo en práctica tantos y tan Santos consejos como recibimos de nuestros Superiores. Y que la benigna acogida de la Santa Sede sea para nosotras un estímulo de gran fervor, para emprender la grande obra de nuestra propia santificación, y así cobijadas y fortalecidas por la Iglesia Santa, y la obediencia ciega al Sumo Pontífice, no temamos, que el Señor nos guardará y con la ayuda de su Santa gracia seremos fieles en el cumplimiento de todo cuanto mandan Nuestras Santas Constituciones, usos y costumbres de Nuestro Instituto; y mirar siempre con respeto los mandatos y encargos dados por Nuestros Superiores y así os ruego, hijas de mi alma guardéis cuanto en esta os recomiendo, como consejos prácticos para la buena marcha de esta Santa Casa:

1º Os encargo que la puerta de la Calle sea cerrada al toque del Ave María y que a esta hora sepan las personas que os visitan que es hora de cerrar la puerta; para advertir esto, la Portera, en llegando la hora tañe una campanilla fuerte que anuncie que es la hora de cerrar, y que si después del Ave María se presentase alguna visita con todo respeto diga la portera que le dé por excusada el no poder recibirlos por ser orden Superior, que tengan la bondad de volver en otra hora.

2º Que jamás esté sola en la Sala de Visita una religiosa con persona distinta sea esta quien sea, que se observe esto con sumo rigor, como lo mandan nuestras Santas Constituciones; cuando las hermanas fuesen llamadas a la Sala en Comunidad, permanezcan el tiempo sólo necesario, y al despedirse la visita sólo la Superiora acompañada de su Asistente, acompañar al visitante sin detenerse con extremo y largas posdatas que no son propias de personas religiosas y de poca edificación.

3º Que se evite toda falta de caridad entre las hermanas y para conseguirlo, una de las cosas más recomendadas es el estar siempre en los recreos Santamente ocupadas, y tratarse siempre con respeto y cariño, mirándose como miembros de un mismo cuerpo, que se dirigen a un mismo fin, y que todas no desean otra cosa que Alabar y Servir al Señor, y de aquí viene aquel gran deseo de aprender (a) amar al Señor, y mirar siempre con respeto a la Superiora escuchando sus ordenes y obedeciéndola con prontitud. ¡Oh! cuánta paz reinaría en aquel Convento en donde los religiosos se tratasen entre si con mutua y fraternal caridad.

4º Yo os encargo queridas de mi corazón que os améis las unas a las otras, que os cuidéis mutuamente ayudándose con caridad, pero evitando siempre inmiscuirse en los oficios ajenos, cuide cada una con delicadeza y esmero la dependencia que le ha sido confiada, pero evite con temor y con temblor, todo espíritu de propiedad, mirándose siempre como una humilde Servidora de la Comunidad a la que por sólo la Misericordia de Dios tiene el honor de pertenecer, y de cuyo oficio y encargo un día tendrá que dar cuenta estrecha a Dios Nuestro Señor. Así con estos Santos pensamientos, con cuánta delicadeza desempeñará los deberes que le impone el oficio que le ha sido confiado.

5º Os encargo con encarecimiento hijas mías lo mismo que os he encargado de viva voz tantas veces, y quizás hasta el fastidio, y es que en el trato con las niñas vuestras educandas, sean estas quien(es) fuesen, seáis muy recatadas, que no consintáis que se familiaricen con vosotras, tened mucho miramiento, guardad mucha modestia en vuestro porte, que os vean más bien silenciosa(s) que disipada(s). Oh cuánto bien puede hacer una hermana pobre, humilde y mortificada, y que las niñas ven prácticamente que esta a quien llaman su Maestra o Celadora, siempre, siempre la ven respetuosa y obediente a su Superiora y a todos sus mandatos y prescripciones, y que por su gusto jamás cambiaría ni una coma de todo cuanto para su gobierno le mando y ordeno. ¡Oh! qué bella armonía reinaría en esta casa donde se practicasen estas Santas Virtudes, todas ellas os servir n de conforto en vuestras tareas si al principiarlas siempre se las sabemos ofrecer a Jesús Sacramentado, de donde recibimos todo consuelo; cinco encargos o mandatos os dejo en los cuales comprenderéis cuanto ellos en sí encierra(n) pues conocéis bien que a pesar de mi ruindad, arde en mi corazón el gran deseo de ser fiel agradecida al Señor Grande y Misericordioso, que tantas Maravillas nos ha dejado ver en la fundación de esta Santa Casa.

Quiera Dios Nuestro Señor que todo cuanto en esta decimos y encargamos, redunde a la mayor honra y gloria de Dios Nuestro Señor, y honor de Nuestros Esclarecidos Patronos: N Sma. Madre del Carmen, N. Smo. Padre Señor San José‚ y N. Seráfica Madre Santa Teresa, a quienes os recomiendo tengáis muy grande devoción, pues bajo su Patronato y protección nos puso la Divina Providencia y visiblemente vemos y experimentamos su poderosa protección. Esperad siempre con una viva Fe en la Misericordia del Señor, que el Señor nos guardar; yo os dejo encerraditas en la llaga Sacratísima del amoroso corazón de Jesús, y así en los brazos de Jesús María y José‚ no os olvidéis de rogar por esta pobre pecadora que lo es vuestra pobre Madre que ya sabéis os quiere de veras y de corazón os bendice en Dios Nuestro Señor.

Sor Camila de San José Rolon

Recomiendo a la M. Superiora que esta carta sea leída en Comunidad cuatro veces al año, y que se copie en el Libro de Actas, y el original se conserve en el Archivo de la Casa”.

El 26 de octubre de 1910 la Madre Camila llega a Roma, acompa­ñada de su Concejo.

El 19 de noviembre del mismo año tiene lugar la instalación canónica de la casa Generalicia en Via dei Fienili 45. Se cumple lo que tan ardientemente ha deseado: trasladar “el asiento de la humilde Congregación Josefina a los pies del Vicario de Cristo en la Tierra”.

 


    [fancy_images width=»290″ height=»200″] [image title=»Monseñor-José-León-Gallardo-gran-benefactor» alt=»Monseñor-José-León-Gallardo-gran-benefactor» caption=»Monseñor-José-León-Gallardo-gran-benefactor»]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/1-Monseñor-José-León-Gallardo-gran-benefactor.jpg[/image] [image title=»Altar-Capilla-Asilo-San-José-Roma» alt=»Altar-Capilla-Asilo-San-José-Roma» caption=»Altar-Capilla-Asilo-San-José-Roma»]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/2-Altar-Capilla-Asilo-San-José-Roma.jpg[/image] [image title=»Monseñor-Gallardo-en-Roma-con-sobrevivientes-del-terremoto» alt=»Monseñor-Gallardo-en-Roma-con-sobrevivientes-del-terremoto» caption=»Monseñor-Gallardo-en-Roma-con-sobrevivientes-del-terremoto»]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/3-Monseñor-Gallardo-en-Roma-con-sobrevivientes-del-terremoto.jpg[/image] [image title=»Alumnas-Internas-Roma-1947″ alt=»Alumnas-Internas-Roma-1947″ caption=»Alumnas-Internas-Roma-1947″]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/4-Alumnas-Internas-Roma-1947.jpg[/image] [image title=»Asilo-Roma-4-de-Julio-de-1950″ alt=»Asilo-Roma-4-de-Julio-de-1950″ caption=»Asilo-Roma-4-de-Julio-de-1950″]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/5-Asilo-Roma-4-de-Julio-de-1950.jpg[/image] [image title=»Hnas.-Novicias-y-Postulantes-1947″ alt=»Hnas.-Novicias-y-Postulantes-1947″ caption=»Hnas.-Novicias-y-Postulantes-1947″]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/6-Hnas.-Novicias-y-Postulantes-1947.jpg[/image] [image title=»Hnas.-Profesas-1947″ alt=»Hnas.-Profesas-1947″ caption=»Hnas.-Profesas-1947″]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/7-Hnas.-Profesas-1947.jpg[/image] [image title=»Primera-Misa-celebrada-en-donde-murió-La-Madre-Camila-por-Monseñor-Laguna-Obispo-de-Morón-Roma-9-de-enero-de-1982″ alt=»Primera-Misa-celebrada-en-donde-murió-La-Madre-Camila-por-Monseñor-Laguna-Obispo-de-Morón-Roma-9-de-enero-de-1982″ caption=»Primera-Misa-celebrada-en-donde-murió-La-Madre-Camila-por-Monseñor-Laguna-Obispo-de-Morón-Roma-9-de-enero-de-1982″]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/8-Primera-Misa-celebrada-en-donde-murió-La-Madre-Camila-por-Monseñor-Laguna-Obispo-de-Morón-Roma-9-de-enero-de-1982.jpg[/image] [image title=»Asilo-San-José-Roma-9-de-enero-de-1982-Monseñor-Laguna» alt=»Asilo-San-José-Roma-9-de-enero-de-1982-Monseñor-Laguna» caption=»Asilo-San-José-Roma-9-de-enero-de-1982-Monseñor-Laguna»]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/9-Asilo-San-José-Roma-9-de-enero-de-1982-Monseñor-Laguna.jpg[/image] [image title=»Frente-Casa-de-Roma» alt=»Frente-Casa-de-Roma» caption=»Frente-Casa-de-Roma»]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/10-Frente-Casa-de-Roma.jpg[/image] [image title=»Parte-Trasera-Casa-de-Roma» alt=»Parte-Trasera-Casa-de-Roma» caption=»Parte-Trasera-Casa-de-Roma»]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/11-Parte-Trasera-Casa-de-Roma.jpg[/image] [image title=»Roma-Celebración-del-Centenario-18-de-Octubre-de-1980″ alt=»Roma-Celebración-del-Centenario-18-de-Octubre-de-1980″ caption=»Roma-Celebración-del-Centenario-18-de-Octubre-de-1980″]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/12-Roma-Celebración-del-Centenario-18-de-Octubre-de-1980.jpg[/image] [image title=»Madres-y-Hnas.-en-la-Casa-de-Roma» alt=»Madres-y-Hnas.-en-la-Casa-de-Roma» caption=»Madres-y-Hnas.-en-la-Casa-de-Roma»]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/13-Madres-y-Hnas.-en-la-Casa-de-Roma.jpg[/image] [image title=»Capilla-Roma» alt=»Capilla-Roma» caption=»Capilla-Roma»]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/14-Capilla-Roma.jpg[/image] [image title=»Monumento-a-Madre-Camila-Rolón-Centenario-de-su-Llegada-a-Roma» alt=»Monumento-a-Madre-Camila-Rolón-Centenario-de-su-Llegada-a-Roma» caption=»Monumento-a-Madre-Camila-Rolón-Centenario-de-su-Llegada-a-Roma»]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/15-Monumento-a-Madre-Camila-Rolón-Centenario-de-su-Llegada-a-Roma.jpg[/image] [image title=»Nuevo-Postulador-Padre-Ildelfonso-Moriones-y-Su-Santidad-Juan-Pablo-II-18-de-Diciembre-de-1997″ alt=»Nuevo-Postulador-Padre-Ildelfonso-Moriones-y-Su-Santidad-Juan-Pablo-II-18-de-Diciembre-de-1997″ caption=»Nuevo-Postulador-Padre-Ildelfonso-Moriones-y-Su-Santidad-Juan-Pablo-II-18-de-Diciembre-de-1997″]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/16-Nuevo-Postulador-Padre-Ildelfonso-Moriones-y-Su-Santidad-Juan-Pablo-II-18-de-Diciembre-de-1997.jpg[/image] [image title=»Hnas.-en-Comedor-de-Roma» alt=»Hnas.-en-Comedor-de-Roma» caption=»Hnas.-en-Comedor-de-Roma»]http://www.camilarolon.com.ar/wp-content/uploads/2014/04/17-Hnas.-en-Comedor-de-Roma.jpg[/image] [/fancy_images]

1635 Total de visitas 1 Visitas hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Venerable Madre Camila

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com